Hace apenas unos días, tuvimos el privilegio de recibir en nuestra casa al Jefe de la Guardia Nacional de los Estados Unidos (Chief, National Guard Bureau) Gral. Frank J. Grass y su comitiva. En la cocina de mi abuela en Argentina aprendí a saludar y hablar con las personas a las que le había cocinado. Está noche en particular no fue diferente; fui a saludar a la mesa y tratar de conocer mejor a nuestras visitas. Cuando me acerco a la mesa, el Gral. Frank J. Grass se pone de pie, se acerca a mí y me da la mano a manera de agradecimiento por el momento otorgado a él y su comitiva. Para mi sorpresa, cuando cruzamos nuestras manos, siento en mi palma un metal frio. Sorprendido, veo que es una medalla. Cuando miro al Gral. , me dice: “Chef, quiero expresarle mi…